Noticias

Reflexiones en torno a la cuarentena por el coronavirus

Desde la Apyma del Instituto Navarro Villoslada queremos haceros llegar algunos de los consejos o herramientas que hemos encontrado interesantes durante los talleres organizados este curso acerca de “Cómo enganchar a mi hijo/a adolescente”.

El principal objetivo de dichos talleres era escuchar a los padres para saber en qué punto se encontraban en su relación con su hijo/a adolescente. No hay varitas mágicas, eso lo tenemos claro, pero espero que alguna idea de las que os vamos a comentar os pueda servir en algún momento de cara a afrontar esta etapa de la adolescencia.

1) Os sugerimos que habléis con vuestro hijo adolescente sobre esta noticia:

¿Es recomendable dejar el móvil cargando toda la noche?

Hay que intentar llegar a un acuerdo TODA la familia de cómo y dónde cargar el móvil antes de acostarse.

Recomendamos coloquéis una regleta y los cargadores todos juntos en el salón de casa. Os aseguramos que llegará la comunicación, no habrá falta de sueño ni desorganización… hay que utilizar el despertador de toda la vida. Los adolescentes necesitan dormir, no se puede ceder en que un día coman en su habitación para hacer una vídeo llamada, o que queden para hacer Skype con sus amigos a las tantas de la noche, porque al día siguiente les puede costar caro.

2.) Desayunar, comer, merendar o cenar JUNTOS sin el móvil en la mesa, aún más, sin sonido ni vibración si están cerca los dispositivos.

Es un momento idóneo para la comunicación familiar, hay que intentarlo.

3.) Administrar de la mejor manera el limitar el tiempo que emplea su hijo/a adolescente en el uso de toda la tecnología.

Teniendo en cuenta que su uso no se convierta en algo problemático llegando a ser adictivo y esto le reste tiempo y espacio para su socialización fuera de la pantalla con los amigos y amigas.

Es decir, que es importante devolverle su responsabilidad de su uso y si no lo puede llevar a cabo le tendremos que poner un límite sano. Consideramos más importante fijarse qué aprende y con quién se comunica a través de Internet.

4.) A pesar de las percepciones negativas que se tienen sobre los adolescentes, estos a menudo son enérgicos, considerados, idealistas y tienen un gran interés por lo que es justo y correcto.

De modo que, a pesar de que puede ser un período conflictivo entre padres e hijos/as, la adolescencia también es un período para apoyarles, guiarles y ayudarles de cara a lo que les viene encima.

Os recomendamos el visionado de éste vídeo:

5.) Si el adolescente quiere teñirse el pelo, pintarse de negro las uñas de los pies o vestir de una forma estrafalaria, valorad si esa prohibición vale la pena. A veces es mejor permitir cosas que, en realidad no suponen ningún peligro o complicación, y así podremos centrarnos en situaciones que sí lo sean.

A los adolescentes les gusta sorprender a sus padres y es mucho mejor dejarles que lo hagan con cosas que son temporales e inofensivas. Hay que guardar las objeciones para las cosas que importan de verdad, como el tabaco, las drogas, el alcohol o cambios demasiado permanentes (e irremediables) en su aspecto.

Éste vídeo puede ser interesante:

6.) Es difícil, lo sabemos, pero convendría conocer a los amigos/as de su hijo/a (y hacerlo con sus padres ya sería la bomba), para tener una percepción completa sin que se sientan vigilados.

7.) Como decirlo, su habitación, sus libros, sus correos electrónicos y sus llamadas telefónicas deben ser algo completamente privado.

Claro que hay que dar importancia al orden y limpieza de las cosas personales. Y hay que entender también que necesitan sus espacios de intimidad y privacidad.

Tampoco debe esperar que su hijo comparta todas sus ideas o actividades. Está claro que por motivos de seguridad queremos saber qué están haciendo, dónde y con quiénes están, cuándo volverán a casa… pero no os dejéis llevar por la necesidad de conocer todo al detalle, eso es imposible. Y además podemos provocar que nuestros hijos e hijas se pongan a la defensiva y no quieran contar nada ni confinar en nosotros.

8.) Entendemos y recomendamos que, si en un momento concreto vuestro hijo/a os hace perder la confianza que habíais depositado en él/ella, por algún motivo o mal comportamiento, deberá tener consecuencias relacionadas con su falta de responsabilidad hasta que recupere esa confianza.

Habrá que valorar qué consecuencias son esas y deben estar relacionadas con la reparación o recuperación del daño que hayan cansado. Debemos valorar si una de esas consecuencias, sea perder el privilegio de libertades que había conseguido, hasta que sea capaz de demostrar que las puede recuperar de nuevo.

Éste vídeo puede resultar muy interesante:

9.) Y para terminar, aunque tendría que haber sido el primer punto de este artículo, hablemos de nosotros… Como padres y madres debemos adaptarnos al momento que les está tocando vivir a nuestros hijos/as.

Indudablemente tenemos nuestros hábitos de conducta muy arraigados y requiere un tremendo esfuerzo el cambiarlos. Debemos dejarles marchar y debemos también intentar, de todas las maneras que sea posible, comunicarnos con ellos/as de otra forma porque el tipo de comunicación que hemos usado siempre, ahora no funciona.

Claro que hay que establecer rutinas y maneras de comportarse que sean buenas para todos. Pero también hay que entender que están comenzando a encontrar su lugar, su
espacio, sus tiempos, y es conveniente y adecuado que sepamos entender esos momentos y esos espacios, para tratar de ayudarles a cubrir sus necesidades y que nos sienten como su apoyo incondicional.

Os recordamos que tenemos un espacio en la web del Instituto donde os detallamos nuestra labor y a través de la cuál podéis contactar con nosotros https://apymanavarrovilloslada.wordpress.com/

Os adelantamos los tres talleres para el próximo curso 2020-2021 que se impartirán a partir de las 18:30h, en las fechas señaladas.

– 7 de octubre 2020 Taller “El cruce del umbral: la adolescencia como un rito de paso”.
– 20 de enero 2021 Taller “Teatro de máscaras: cuáles son los personajes que mi hijo o hija utiliza para salir al mundo y por qué”.
– 3 de marzo 2021 Taller “Mi hijo/mi hija, mi espejo”.